Imprimir
Noticias
Notas de Prensa
Visto: 3014
NOTA DE PRENSA
Más de 400 alumnos de bachillerato acuden al primer Road Show de San Sebastian

IRSA ESPAÑA y AESLEME desarrollan en San Sebastian esta representación teatral, gracias al patrocinio del Gobierno Vasco y AXA.

Hoy, lunes 20 de diciembre, a las 10 y a las 12 horas, se han celebrado 2 Road Shows en San Sebastian, en el Teatro Principal. Su puesta en escena ha sido posible gracias al patrocinio del Gobierno Vasco y AXA y a la colaboración del Ayuntamiento de Vitoria.

Para explicar en qué consiste esta campaña de seguridad vial, dirigida a los jóvenes, se ofreció una rueda de prensa, en la que intervinieron Amparo López, directora general de Tráfico del Gobierno Vasco; Maravillas Defauce, concejala de Movilidad; Javier Negueruela, director Zona Norte de AXA; José Escalante, responsable de IRSA; Rafael Arranz, coordinador de Aesleme en el País Vasco.

Desde el Gobierno Vasco y Axa comprendieron, ya el primer año que se organizó, que este tipo de acciones son fundamentales para concienciar, a los futuros conductores, de la responsabilidad que conlleva manejar un vehículo y de las consecuencias que puede tener ningunear los riesgos. Por eso, desde 2008 se han celebrado ya 5 Road Shows en el País Vasco (1 en Bilbao y 2 en Vitoria), a los que han asistido aproximadamente 1.300 jóvenes de entre 16 y 17 años, muchos de ellos a punto de obtener el carné de conducir.

CIFRAS DE SINIESTRALIDAD EN EL PAÍS VASCO

El objetivo del Road Show es evitar el elevado número de jóvenes que mueren o se lesionan de forma grave e irreversible en España.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, la cifra de fallecidos en las carreteras del País Vasco, en 2009, ascendió a 83 personas en los 4.884 accidentes con víctimas, mientras que la cifra de heridos alcanzó los 6.882.

DECLARACIONES DE ORGANIZADORES Y PATROCINADORES DEL ROAD SHOW

José María Albiñana, Presidente de IRSA ESPAÑA, afirma que el Road Show está consiguiendo que miles de jóvenes en Europa, y pronto también en Latinoamérica, cambien de actitud frente a la Seguridad Vial.

Mar Cogollos, Directora de AESLEME, considera que el Road Show es la acción más novedosa e impactante para mejorar la Seguridad Vial de los jóvenes.

Amparo López, directora general de Tráfico del Gobierno Vasco: “Concienciar a los jóvenes de la importancia que deben dar a la Seguridad Vial, a través de la presentación de la realidad de un accidente de tráfico, utilizando a los profesionales y a las personas que lo han vivido como una experiencia vital, considero que es una labor que merece el máximo respeto institucional por lo que cuenta con todo nuestro apoyo”

Javier Negueruela, director de Zona Norte de AXA, “La prevención de los riesgos es el elemento central de la Responsabilidad Corporativa de AXA. En este sentido, estamos orgullosos de colaborar en esta campaña de concienciación a los jóvenes sobre los peligros de la carretera”.


¿QUÉ ES UN ROAD SHOW?

El Road Show, o Espectáculo Vial, se basa en una original representación multimedia sobre un escenario, en el que se combina una serie de testimonios con sonidos envolventes e imágenes impactantes.

Los testimonios son los de todos aquellos que, de un modo u otro, intervienen en un accidente de tráfico: desde miembros de los diferentes servicios de emergencia hasta las propias víctimas y sus familiares. Las intervenciones de todos ellos se van intercalando con videos en los que se muestran imágenes de accidentes simulados pero de un gran realismo que consigue impactar en el espectador. Todo ello se ve complementado con una puesta en escena propicia para meter en ambiente al joven: a través de una iluminación especial y una música adecuada se recrea el entorno de una discoteca, para conseguir que antes del espectáculo el joven se encuentre “en su ambiente” y de esa manera se predisponga en mayor medida a aceptar cuanto va a ver y a escuchar.

A continuación sale a escena un joven actor que realiza unos comentarios despectivos hacia las medidas preventivas y minimiza el riesgo de sufrir un accidente pese a conducir deprisa o en estado de ebriedad. Tras abandonar éste el escenario, se escucha el sonido de un impacto, después el de una llamada al teléfono de emergencias y unas comunicaciones de radio a través de una emisora policial, que convencen a la audiencia de lo equivocado que estaba el joven que acababa de salir.

Después se proyectan en pantalla unas fortísimas imágenes de accidentes simulados, de una elevada calidad técnica, que llegan a causar un gran impacto en el espectador, y un policía especializado en investigación de accidentes aparece en el escenario y cuenta sus experiencias acumuladas durante varios años de trabajo, tanto en la escena de los accidentes como al tener que notificar a los familiares de las víctimas la terrible noticia.

Al policía le seguirá un bombero, que describe como actúan los miembros de su colectivo cuando son avisados para acudir a un accidente de tráfico, en que generalmente se encuentran personas atrapadas por los hierros. Su labor es descrita con crudeza, pues así es la realidad. A éste le sucederá un médico del 112 que describe cual es su cometido cuando llegan al lugar del accidente: las primeras medidas que deben tomar y lo triste que resulta tener que atender a tanta gente joven y sana, por culpa la mayoría de las veces, de una imprudencia.

Después, un médico especializado en lesiones medulares, comenta cual es su papel, esta vez ya como facultativo que atiende al herido en el hospital, y habla de las secuelas más comunes que acarrean las lesiones sufridas en los accidentes de tráfico.

A continuación, acompañada de una melancólica música de piano, sale al escenario una madre, representante de una asociación de víctimas de accidentes que describe con crudeza el drama personal y familiar que sobreviene después del accidente.

Y, por último, un lesionado medular de Aesleme -víctima de un accidente de tráfico-, en su silla de ruedas, narra su propia historia y cuenta cómo ha cambiado su vida después del accidente. Su objetivo no es despertar lástima, sino evitar que nadie más tenga que sufrir una experiencia tan dura como la suya.  



Para más información:
Ana Carchenilla
91 715 93 82
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.