Imprimir
Noticias
Notas de Prensa
Visto: 270
. La mayoría de los ciudadanos y los docentes profesionales consideran que la formación presencial es la más adecuada para obtener el permiso de conducir, según un estudio de la Universitat de València.
· Una encuesta realizada a población general y docentes revela que los españoles se sienten más seguros con un profesor en el aula para aprender a conducir de forma más segura y tener mayor percepción del riesgo.
· El 63% de los profesionales de la formación y la población afirman que hay muchas dimensiones de la formación del conductor que es imprescindible aprenderlas de manera presencial.
· La sensibilización, la concienciación, la percepción de riesgo o los valores en el tráfico, es vital trabajarlos de manera presencial.
· Más de mitad de los profesionales de la formación opinan que la enseñanza presencial es mucho mejor.
· Las ventajas de la formación on-line están más relacionadas con la comodidad, la flexibilidad, los horarios, o la ausencia de desplazamientos.
· A la formación presencial se le atribuyen valores como calidad, eficacia, preparación, motivación interacción con el profesor, resolución de dudas, etc.

Ante el actual debate sobre la importancia de la formación presencial y on-line, la Universitat de Valencia ha realizado un estudio donde concluye claramente que los españoles prefieren la formación presencial a la hora de obtener el permiso de conducir, un dato que acaba de dar a conocer el Foro Seguridad Vial 2021-2030, compuesto por Mar Cogollos (directora general de AESLEME), Luis Montoro (Catedrático de Seguridad Vial de la Universitat de València) e Ignacio Lijarcio (Investigador en Seguridad Vial de la Universitat de València).

El Foro Seguridad Vial 2021-2030 es un innovador y nuevo espacio de reflexión, impulsado por FESVIAL, (Fundación Española para la Seguridad Vial) AESLEME (Asociación Española de Lesionados Medulares) y Fundación Mapfre con el objetivo de promover debate social, promoción de ideas, foros de discusión y sobre todo, acuerdos entre la sociedad civil, agentes implicados en seguridad vial, fuerzas políticas y gobiernos, en todas aquellas temáticas que, por su contexto, puedan facilitar el cumplimiento de los objetivos en seguridad vial planteados para el nuevo Decenio de Acción 2021-2030, decretado por Naciones Unidas donde existe un férreo compromiso, que España también ha firmado, para intentar reducir un 50% los muertos y los heridos y lesionados derivados de siniestros de tráfico.

Para realizar este estudio la Universitat de València ha realizado entrevistas a 1.200 personas de entre 18 a 65 años, distribuidas de manera proporcional por sexo, edad y comunidad autónoma. De la misma manera también se ha realizado un sondeo a profesionales de la formación, con experiencia tanto en enseñanza presencial, como on-line o mixta.

Según Luis Montoro, actualmente no se disponía de datos objetivos específicos y completos respecto a la percepción y la opinión que tiene la sociedad sobre las fortalezas y las debilidades de la formación presencial y la formación on-line en general y en el ámbito concreto de la formación de conductores.

Por ello era importante conocer la opinión y experiencia de los profesionales de la formación y de la población española sobre las ventajas e inconvenientes de la formación presencial y on-line.

Esta investigación pionera bajo el título: El futuro de la formación de conductores ¿Presencial u on-line? Opinión de profesionales y población española, nos dará las claves y repuestas necesarias.

Es importante que los futuros conductores tengan la mejor formación posible para continuar mejorando la seguridad vial y reducir las victimas de siniestros de tráfico como nos exige el próximo Decenio de Acción por la Seguridad Vial 2021-2030. Este estudio nos demuestra que tanto docentes como población en general

apuestan por la formación presencial en materia de seguridad vial. Las actitudes, valores, la percepción de riesgo y la toma de decisiones es necesario trabajarla de manera presencia en un aula con el profesor de autoescuela. El objetivo final es siempre prevenir el número de personas que fallecen o resultan heridos graves por siniestros viales. ¡Nada vale más que una vida!”, afirma Cogollos.

Según los datos del estudio, la mayoría de los encuestados prefiere la formación presencial porque afirman sentirse más seguros con un profesor en el aula para aprender el manejo de vehículos, conocer primeros auxilios, conducir bien y con seguridad, además de para eliminar falsos mitos y creencias sobre seguridad vial y para estar más atentos y motivados respecto de lo que explica el profesor.

Asimismo, también los ciudadanos han afirmado que prefieren clases presenciales para trabajar la percepción de riesgos, la sensibilización y valores aplicados al tráfico, entre otros y un 63% se muestra convencido de que hay muchas cosas de la formación del conductor que es imposible aprenderlas de manera adecuada con el sistema on-line.

Las ventajas que perciben los españoles y los profesionales de la formación, referente a los sistemas de formación on-line están básicamente relacionados con aspectos más formales y de gestión como el confort, la autonomía y la flexibilidad, los horarios, el hecho de no necesitar desplazamientos, más comodidad o menor esfuerzo. Sin embargo, no se destacan ventajas o dimensiones relevantes para el aprendizaje como: una mayor calidad de la formación, una mayor concienciación un aprendizaje más consistente o más ágil, o la posibilidad de alcanzar una formación más extensa y duradera.

Para consultar el estudio: https://www.uv.es/intrastodos/Publicaciones/210708_formacion_online_y_presencial.pdf